Scroll to top
© 2018 | Furniture Design Center
Share

El lenguaje del color en el diseño

Colores que hablan

Diseñar un espacio conlleva un proceso artístico que debe incluir primeramente al cliente para el cual se está trabajando. Preguntar qué hace, qué le gusta, qué le motiva ayudará a crear el ambiente perfecto de trabajo o de ocio que busca.

Tomar en cuenta el lenguaje o psicología del color en el diseño será importante para alcanzar el éxito del producto final, pues son estos los que nos transmiten emociones de paz, relajación, calidez o bien diversión, frescura y brillo.

 

Colores cálidos

Los colores cálidos son aquellos colores que transmiten mucha vitalidad. El rojo, por ejemplo, se considera es el que transmite más esta sensación de vida, así como intensidad, por lo que su uso debe ser moderado. Recomendamos aplicarlo en detalles, como cojines en un sofá blanco. 

 

El naranja transmite mucha creatividad, su uso puede variar según el área donde se esté. Por ejemplo, en una oficina de publicidad, unos sillones de este color pueden catalizar el flujo de creación. También se puede usar para resaltar la calidez en una habitación con un tono menos cálido.

 

El color amarillo conecta con la fuerza, la voluntad, iluminación pues como el sol, alumbra donde esté. En el diseño de interiores se recomienda usarlo sobre todo para iluminar lugares que tienden a ser un poco oscuros, como por ejemplo algún pasillo donde la luz natural no llegue por completo.

 

Neutralidad

El lenguaje de estos colores en el diseño arquitectónico y de interiores es utilizado para estilos más modernos.

El gris, blanco, beige, negro y algunos marrones de baja saturación se consideran colores neutros y su uso en el diseño se puede utilizar para crear sensaciones de espacios amplios, elegancia y limpieza, en especial al combinarlos con otros colores de alta saturación ya sean cálidos o fríos.

 

 

Estrictamente hablando, el verde no un color neutro per sé, pero en el área de decoración, su lenguaje sí lo es. Este color puede transmitir, según su tonalidad,  tanto tranquilidad como vitalidad.

 

Colores fríos

Estos colores se relacionan en algunas ocasiones con tristeza, pero en el diseño pueden ser usados para transmitir intimidad, reposo y calma.

El color azul es asociado al agua y al flujo positivo de energía. También invita a la calma, así que su uso en dormitorios es recomendable para un reposo tranquilo y sin interrupción.

Por otro lado, también se puede combinar con colores neutros en otras tonalidades  y crear un espacio único: una casa de playa decorada con marrones y azules, dará tranquilidad y buena energía a quien se encuentre en el lugar.

 

El violeta en cambio, es un color que habla de misterio y fantasía. Es por ello que en la decoración se recomienda su uso moderado pues tiende a ser un poco fuerte a la vista y a diferencia del amarillo, puede oscurecer algunas áreas.

 

Combinarlo con blanco, balanceara un área; con verde será el complemento perfecto y con alguna tonalidad de azul, como turquesa inspirará a las aventuras.

El lenguaje del color es vital a la hora de diseñar espacios pues es es lo que diferenciará el tono general que se siente al entrar en una habitación. El conocer lo que transmite cada uno, ayudará enormemente en el proceso creativo de cualquier diseñador o arquitecto.

Te recomendamos esta nota sobre las tendencias de oficinas en el 2018

Te ayudamos a crear nuevos espacios

¿Buscar cambiar la estética de un hogar u oficina? Te ayudamos en el proceso, agenda una cita con nosotros y te ayudamos con tu proyecto.

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *