Scroll to top
© 2018 | Furniture Design Center
Share

Importancia de la iluminación en los proyectos

La iluminación es un recurso importante a la hora de diseñar, puede resaltar u opacar atributos de los espacios. Los especialistas, como diseñadores y arquitectos, toman en cuenta la entrada de luz natural, así como también los requerimientos y necesidades de luz artificial. La luz actúa a un nivel funcional y práctico, pero también lo hace a nivel estético y sensorial, contribuyendo a generar experiencias.

 

¿Luz natural o artificial? Ambos tipos de luz son necesarios en un diseño, por eso, lo primero que debe hacerse es un estudio. Si es un proyecto que está empezando, entonces construir un análisis para predecir la cantidad que ingresará a cada habitación es la mejor opción para disfrutar al máximo de los espacios. De lo contrario, las luces artificiales complementarán el diseño y crearán las atmósferas que se requieren en cada espacio.

 

La iluminación artificial tiene tres tipos: general, local y decorativa. La general o de fondo es la que encuentra en los techos; la local o de trabajo se aprovecha en áreas donde se desarrollan actividades como leer, cocinar o estudiar, y la iluminación decorativa es para destacar objetos como cuadros o esculturas.

Te brindamos el servicio que necesitas para tus proyectos

Tenemos un gran inventario de materias primas de alta calidad para la fabricación de mobiliario y el diseño de interiores.

La aproximación más acertada a los requerimientos lumínicos para el diseño de determinados espacios la hizo Richard Kelly, padre del diseño de iluminación arquitectónica, en 1950. Kelly sustituyó el concepto de cantidad de luz por el de calidad de la luz, basándose en una serie de funciones dividiendo  la luz en tres categorías:

  • Luz para ver o luz indirecta, difusa.
  • Luz para mirar o luz enfocada, directa.
  • Luz para contemplar o patrón de luz, destello.

La combinación exacta de todas ellas consigue que un diseño sea equilibrado y sea percibido por el usuario de manera adecuada.

 

Cuando se trata de un hogar, un aspecto importante a tener en cuenta al momento de acondicionar un espacio según la función de cada lugar. Por ejemplo, en la sala el propósito es dar la sensación de confort y propiciar la conversación, y para eso debe colocarse luz cálida, mientras que en la sala de espera de un consultorio lo conveniente es usar luz blanca que favorezca una mayor actividad. Cuando se trata de luces artificiales, la luz cálida se relaciona al confort y relajación, relacionado generalmente a un ámbito residencial. La luz fría, por otro lado, se utiliza para mantener el cuerpo alerta y estimulado. Jugar con las distintas tonalidades de luz es parte importante del diseño de interiores y determinará el efecto que provoca la permanencia en el lugar.

La iluminación es esencial en el interiorismo, es un elemento que agrega cualidades a los espacios y que puede manipularse para crear atmósferas y ambientes acordes a la función de cada sector.

Related posts

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Enter Captcha Here : *

Reload Image